Cuando nuestros artistas pintan las miniaturas, lo hacen pensando siempre que su finalidad es la fotografía para su posterior uso promocional. Una buena pintura, no debe tapar el trabajo de escultura, si no adaptarse a un conjunto artístico y sacar el mayor partido posible al trabajo del escultor y diseñador de la miniatura. Nuestra pintura está diseñada para ser fotografiada, y ayudar a la venta y promoción del producto por parte de nuestros clientes. Todos nuestros pintores de estudio son reconocidos ganadores de premios en eventos internacionales de pintura, adaptando sus precios y procesos para concurso y coleccionistas para los trabajos para marca. En un proyecto completo esto además puede convertirse en una gran ventaja, ya que la pintura se desarrolla en paralelo a otros procesos, pudiendo adelantar así mucho tiempo.

Una vez las piezas estan pintadas, fotografiadas  y aprobadas por el cliente se realiza el envío. Estamos acostumbrados a enviar producción, esculturas o pinturas originales a cualquier parte del mundo, por lo que podemos asegurar que no hay ningún problema en la preparación y envío de piezas delicadas.